fbpx

Tus Noticias Tecnológicas

* Todas las posts están patrocinadas

Amazon ingresó 6.000 millones en España en 2021, un 11% más, y elevó sus inversiones un 48%

AmazonEl grupo tecnológico pagó 292 millones en impuestos y se compromete a alcanzar los 25.000 empleados fijos.

Amazon registró en 2021 unos ingresos brutos totales de sus actividades en España de 6.000 millones de euros, lo que supone un 11% más frente a los 5.400 millones de euros registrados el pasado ejercicio, según ha informado este viernes el gigante del comercio electrónico a través de su página. La empresa señala que pagó más de 292 millones de euros en impuestos durante el año pasado, un 11,8% más. Así, abonó en concepto de impuestos directos más de 224 millones de euros, en los que se incluyen los impuestos sobre las nóminas —ahí se suma la parte del IRPF de los trabajadores, una cantidad que debería excluirse de los impuestos abonados por la compañía— y la Seguridad Social. También incluye el pago de sociedades y los impuestos abonados por la adquisición, por la construcción de terrenos, servicios digitales y derechos de importación.
 
La compañía no detalla el pago por cada concepto. Así, por ejemplo, se desconoce cuánto ha abonado en concreto por impuesto de sociedades desde cada una de sus filiales en el país. “Desde el año pasado se dan las cifras agregadas del negocio en España, pero la empresa ha decidido por el momento no dar la cifra de cada partida, por ejemplo en sociedades”, explican portavoces del grupo. Pese a ello, sí afirman que a Amazon se le aplica un gravamen del 25% sobre los beneficios en sus sociedades en el país.
 
Sobre los números hechos públicos este viernes, los portavoces de la plataforma explican que se incluye de forma agregada lo que generan las diversas filiales puestas en marcha para cada actividad de negocio. “Se incluye todo, tanto de las que presentan cuentas públicas como de las que no”, inciden. La estructura de Amazon en España está formada por dos grandes filiales (o sucursales, como les llaman en la compañía): Amazon EU Sarl (la que se dedica a la actividad comercial) y AWS (engloba todo el negocio de la nube). Estas dos presentan cuentas en España, pero no están obligadas a hacerlas pública. Por debajo existen otras cinco entidades que sí las tienen que publicar: Amazon Spain Services (servicios administrativos, financieros, técnicos y otros servicios corporativos), Amazon Data Services Spain (almacenamiento de datos), Amazon Online Spain (publicidad), Amazon Spain Fulfillment (almacenamiento y empaquetado en la primera milla) y Amazon Road Transport Services (logística y transporte en media y última milla).
 
La multinacional también ha informado este viernes de que el pasado ejercicio recaudó 68 millones de euros más en impuestos indirectos. Aquí se incluye el IVA, una cantidad que la empresa no debería sumar igualmente porque lo repercute tras haberlo soportado previamente. Es un mero transmisor. También están en esta partida los impuestos pagados por sus empleados, algo que les corresponde a ellos, no a la empresa. Amazon forma parte del grupo de gigantes tecnológicos conocidos por montar estrategias financieras y estructuras empresariales para pagar menos impuestos. El caso de Amazon es paradigmático porque su matriz en Europa está en Luxemburgo, donde cuenta con ventajas tributarias. Estas prácticas, que son legales, despiertan recelos en la Agencia Tributaria.
 
Las principales organizaciones internacionales llevan años tratando de taponar estos tinglados de ingeniería fiscal. La Comisión Europea, la OCDE o el G20 llevan meses tratando de aprobar un impuesto para que este tipo de empresas tributen allí donde hacen negocios y no donde tienen su sede. Además, casi dos centenares de países han acordado fijar un tipo mínimo del 15% en el impuesto de sociedades para garantizar una tributación mínima a estas corporaciones globales que tienen capacidad para tener filiales en aquellos territorios con fiscalidad más amigable.
 
La vicepresidenta y directora general de Amazon Italia y Amazon España, Mariangela Marseglia, ha subrayado que la multinacional es un “relevante motor” para la economía española. “Desde que lanzamos Amazon España en 2011, hemos invertido más de 10.500 millones de euros en el país y actualmente damos empleo a 18.000 personas”, ha recordado. “Nos hemos comprometido a llegar a 25.000 empleados fijos y a formar a 50.000 pymes y emprendedores para que vendan online en España antes de que finalice el año 2025″, ha avanzado Marseglia sobre la apuesta de la compañía por elevar su plantilla en España.
 
Fuerte inversión en el país
Amazon elevó un 48% sus inversiones en España en 2021, hasta los 3.700 millones de euros, reinvirtiendo el año pasado más de la mitad de los ingresos que generó. De esta forma, en 2021 la multinacional abrió varias sedes nuevas, y en la actualidad cuenta con una red logística formada por unas 40 instalaciones que están repartidas por toda España, entre operaciones y oficinas corporativas.
 
La compañía indicó que además de esas aperturas, trabaja para impulsar sus centros de desarrollo de programario —Tech Hubs— en Madrid y Barcelona, que cuentan con cerca de 600 desarrolladores de programas, ingenieros informáticos y científicos de datos, mientras que a principios de este año anunció la llegada del Lab126 al centro tecnológico de Madrid, donde contratará a 100 personas para trabajar en la próxima generación de dispositivos. Amazon ha recordado que también invierte en herramientas y apoyo para las empresas que usan su tecnología y servicios.
 
Así, en 2021, contaban con más de 12.000 pymes españolas que vendían sus productos a través de su plataforma. Cerca de la mitad de estas pymes exportaron sus productos a todo el mundo, alcanzando más de 650 millones de euros en ventas internacionales. Además, esos vendedores crearon más de 30.000 empleos. Las pymes españolas vendieron más de 60 millones de productos en las tiendas de Amazon en 2021, lo que supone un incremento del 70% respecto a los registros de 2020. Además, la empresa se ha comprometido a formar a 50.000 empresas antes de 2025 con las habilidades necesarias para vender globalmente.
 
Por su parte, Amazon Web Services (AWS) también está ayudando a las empresas españolas a crecer y, para apoyar la transformación digital en España, abrirá una nueva región de infraestructura que permitirá a los clientes españoles, incluyendo pymes, startups, grandes empresas o agencias gubernamentales, ejecutar cargas de trabajo y almacenar datos en España y servir a sus usuarios finales con una latencia aún menor. Ubicada en Aragón, la nueva región de AWS Europa (España) representa una inversión adicional de 2.500 millones de euros y la creación estimada de 1.300 nuevos empleos a tiempo completo durante los próximos 10 años.
 
Apuesta por la sostenibilidad
Por otro lado, Amazon, primer firmante de The Climate Plegde, se ha comprometido a tener una huella de carbono neta de cero en todo su negocio global para 2040, una década antes del objetivo del Acuerdo de París. En cuanto a inversiones en sostenibilidad, la compañía se ha convertido en el mayor comprador corporativo de energía renovable en España, con 14 proyectos renovables en el país —solares y eólicos— que tendrán una capacidad combinada de más de 1,4 gigavatios (GW).
 
Además, en 2022 dejarán de utilizar bolsas de plástico para los productos enviados a través de la propia red logística en España y, en 2020, se prohibió la venta en Amazon.es de determinados productos de plástico de un solo uso, como bastoncillos y pajitas, cubiertos, platos o agitadores de bebidas, así como los fabricados con plástico oxodegradable.
 
 
 

nordvpn