fbpx

Tus Noticias Tecnológicas

* Todas las posts están patrocinadas

La mayor parte de quienes utilizan localizadores lo hace para controlar a otras personas, sobre todo a sus hijos

NIF4KDMBVVGIDGHADHONJ3IH3AEl uso de controles parentales y de filtrado de contenidos a los menores de edad aumenta, según el estudio Navegantes en la Red de la AIMC.
Una madre decide instalar un chip en la cabeza de su hija para poder controlar dónde está, qué ve, con quién habla e incluso para bloquear palabrotas o desnudos sin que la niña pueda evitarlo. El programa que lo permite, desarrollado en una tableta, es Arkangel. Arkangel no es una realidad (todavía), sino simplemente una idea ficticia a partir de la cual Jodie Foster dirigió un capítulo de la cuarta temporada de Black Mirror. De momento, para apaciguar los temores desenfrenados de los progenitores, existen en la vida real otras alternativas: algunas aplicaciones móviles de localización por GPS, relojes inteligentes para niño y localizadores Bluetooth. Estos últimos no miden más de tres centímetros y pueden colocarse en cualquier sitio (aunque, de momento, a diferencia de Black Mirror, no se implantan en el cerebro).

Casi el 14% de los usuarios de internet utiliza uno, como el AirTag de Apple o el Galaxy SmartTag de Samsung. De ese 14%, más de la mitad, el 7,5%, dice darle uso para ubicar a otras personas, como a sus hijos, y así poder saber dónde están en todo momento. Esas son las cifras que recoge el 24º estudio Navegantes en la Red elaborado por la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC) y presentado este jueves. Para producir este estudio, la asociación encuestó a 15.000 internautas mayores de 14 años a finales del año pasado, como hace cada año. Gracias a los resultados que ofrece, pueden detectarse ciertos patrones de comportamiento en los internautas, como, en este caso, el uso de estos localizadores.
Los localizadores Bluetooth pueden resultar muy útiles a quienes suelen perder de vista los objetos valiosos, como las llaves de casa o la cartera, pero también para tener localizada la maleta al ir de viaje o el coche cuando se deja en un aparcamiento público. Y, por supuesto, para saber dónde se encuentran los hijos. Desde que la compañía dirigida por Tim Cook empezó a comercializar este dispositivo en abril de 2021, el uso de ese y otros modelos se ha generalizado. Sin embargo, en países como Estados Unidos, precisamente la posibilidad de localizar con ellos a otras personas ya ha provocado casos de acoso y seguimiento, principalmente a mujeres, al ser colocados, por ejemplo, en la mochila de la víctima sin que esta se percate. En febrero, Apple aseguró a través de un comunicado que se trataba de casos aislados, pero se vio obligada a anunciar una serie de medidas para mejorar la seguridad, además de ofrecer consejos y herramientas a los usuarios.

Los localizadores no son los únicos dispositivos que se han popularizado durante el último año: los altavoces inteligentes como Alexa o Siri crecieron hasta un 15% en 2021, tres puntos más que en 2020. Es precisamente Alexa, el asistente por voz de Amazon, el más popular de todos, por delante del de Google y del de Apple. El año pasado lo utilizó varias veces al día el 14,5% de los usuarios, sobre todo para solicitarle canciones o emisoras de radio, pero también el tiempo, el tráfico o consultas a internet. Y sí, también hay ejemplos ficticios en este caso: la relación platónica de un hombre con su asistente personal en la película Her.
Desciende muy ligeramente el tiempo de conexión constante
El 47,5% de los usuarios reconoce utilizar internet “casi constantemente”, como ha explicado Pablo Alonso, el director general técnico de la asociación, durante la presentación del informe. Solo un 0,3 menos que en 2020. Alonso ha insistido en que, aunque en 2021 no estuvimos confinados como el primer año de pandemia, durante el tiempo en el que se realizó la encuesta había empezado a extenderse la variante Ómicron y muchos pasaban menos tiempo en la calle con el fin de salvar la Navidad, algo que podría explicar las ligeras variaciones en los hábitos de 2021 con respecto a 2020.

El tiempo medio diario que pasamos en la red durante el año pasado fue de cuatro horas y ocho minutos, cuatro minutos menos que en 2020, pero 15 más que antes de la pandemia. Cerca del 20% llegó a estar conectado ocho horas al día.

El teléfono móvil sigue como dispositivo estrella
Según los datos obtenidos, el teléfono inteligente sigue al frente del podio entre los principales dispositivos que empleamos para acceder a internet: el 92,5% de los internautas utiliza el smartphone habitualmente. El 72% hace uso diario del ordenador portátil y el 47,5% de la tableta, pero solo un 13,8% lo hace de los relojes inteligentes o smart watches, aunque la cifra ha aumentado un 2% desde 2020.

En lo que se refiere a la conexión a internet, la mitad de los cibernautas encuestados por la AIMC aseguró haber dispuesto durante 2021 de datos móviles ilimitados, y más del 30% accede ya a redes de 5G (dato que supone el doble que en 2020). El uso de códigos QR también sigue al alza. Casi la mitad de los usuarios los utilizaron durante la última semana, en el momento de responder al cuestionario, y, sobre todo, para consultar las cartas de los bares y restaurantes, lo que supone casi el doble que en 2019.

La iluminación domina el internet de las cosas
El uso de la domótica, de los aparatos con conexión a internet que se instalan en el hogar, sigue en aumento. En 2021, más del 40% de los usuarios de internet tenía alguno en su casa, frente al 29% de 2019. Los dispositivos de iluminación, como las bombillas inteligentes, siguen al frente del resto de aparatos, por delante de los que permiten la vigilancia y los pequeños electrodomésticos.

Facebook sigue perdiendo público mientras Instagram le pisa los talones
Por cuarto año consecutivo, Facebook ha perdido usuarios. Ha sufrido una caída de 15 puntos desde 2018, aunque el 70% de los cibernautas encuestados sigue utilizando su cuenta. Instagram, también propiedad de Meta, consolidó su crecimiento en 2021 con un 64,6% de penetración en los usuarios, 2,5 puntos más que en 2020 y un 24% más que en 2016. TikTok siguió también en aumento, pero todavía muy por detrás de Instagram, con un 21,5% de usuarios de entre los encuestados.
Prácticamente, el 83% de los usuarios encuestados aseguró haber accedido por lo menos el día anterior a las redes sociales, un 5% menos que en 2020.

Las aplicaciones relacionadas con la covid siguen en nuestros móviles
El 65% de los usuarios dice haber solicitado el certificado digital de vacunación y casi el 50% sigue teniendo instalada alguna aplicación relacionada con el coronavirus. Un poco más del 20% sigue teniendo Radar COVID, la aplicación oficial de contacto con positivos, aunque su uso descendió en 2021 un 15% con respecto a 2020.

Las cookies resultan molestas, pero se aceptan
A más de la mitad de los usuarios de internet le resultan molestas las cookies. Casi el 46% considera que no es un método útil. Sin embargo, el 70% suele aceptarlas, con mayor o menor nivel de configuración. Casi el 50% cree que le roban demasiado tiempo, aunque, eso sí, en lo que respecta al uso de los datos personales, el 21% acepta que se hace un uso adecuado de ellos.

Aunque la mayoría considera que la publicidad es un problema, acaba haciendo clic
Casi el 63% de los usuarios cree que hay demasiada publicidad en internet. De hecho, es el problema más mencionado por los encuestados, por delante de la seguridad, la velocidad de navegación o la privacidad. Según ha explicado el director general técnico de la AIMC, a pesar de ello, dos de cada tres entrevistados recuerda haber pinchado en un anuncio en el último mes y uno de cada cinco reconoce hacerlo a diario.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.
Fuente del Articulo & Fotos
EL PAIS- TECNOLOGIA
CLARA REBOLLO

Microsoft