fbpx

Tus Noticias Tecnológicas

* Todas las posts están patrocinadas

Oppo se adelanta al MWC con una carga ultrarrápida en los nuevos Find X5

MWCLa marca china se alía con la compañía que fotografió la llegada a la Luna para conseguir capturas más nítidas.
Apenas cuatro días antes de que el MWC dé el pistoletazo de salida, comienzan las presentaciones de los gigantes tecnológicos. Oppo, el cuarto mayor fabricante de móviles del planeta, ha dado a conocer este jueves sus nuevos buques insignia, que destacan por una carga ultrarrápida y cámaras más potentes. La marca ha pasado del Find X3 Pro, un teléfono con un potente microscopio capaz de mostrar detalles inadvertidos para el ojo humano, a los nuevos Oppo Find X5. Se salta así el cuatro, considerado el número de la mala suerte en China porque suena casi igual que la palabra muerte en su idioma.
 
El Oppo Find X5 Pro está disponible en blanco y en negro desde 1.299 euros. Su diseño resulta bastante similar al de su antecesor. Cuenta con un módulo de cámaras asimétrico bien integrado en la parte trasera gracias a unas ligeras curvaturas en sus laterales. El fabricante asegura haberse inspirado en una nave espacial para dar forma al terminal. En teoría, se tarda más de 168 horas en fabricar el panel trasero de cerámica, que es resistente a las salpicaduras, al agua y al polvo.
La gran pantalla AMOLED curva de 6,7 pulgadas tiene una tasa de refresco que alcanza los 120 Hz. Este parámetro hace referencia a la cantidad de veces que la pantalla se actualiza por segundo. Por lo tanto, cuanto más alta sea, más fluidos se sienten los desplazamientos entre pantallas, aunque también se consume más batería. La tasa de refresco de la mayor parte de móviles de gama alta en el mercado también llega a los 120 Hz. En el apartado fotográfico, el fabricante ha colaborado con Hasselblad, uno de los fabricantes más reputados en el ámbito de las cámaras fotográficas que, además, fotografió la llegada a la Luna. El Oppo Find X5 Pro busca la forma de plantar cara a los móviles más potentes de gigantes tecnológicos como Apple o Samsung. Además de una cámara frontal de 32 megapíxeles, incorpora tres sensores traseros: uno principal de 50 megapíxeles, un gran angular de 50 megapíxeles y un telefoto de 13 megapíxeles.
 
Oppo ha desarrollado MariSilicon X, un procesador de imagen que utiliza inteligencia artificial para lograr mejores capturas y vídeos con menos ruido, más luz y mejor color —especialmente de noche—. El resultado es, en palabras de la propia compañía, “una mejora de cuatro veces en la resolución percibida del vídeo nocturno, menos grano y una reproducción de color superior”.
 
El terminal es compatible con las redes 5G e incorpora el procesador Snapdragon 8 Gen 1, lo último de Qualcomm para la gama alta. Además, cuenta con 12 GB de memoria RAM y 256 GB de almacenamiento interno. La batería es de 5.000 mAh —frente a los 4.500 mAh de su antecesor— y la carga rápida, de 80W. “Tardarás lo mismo en tomar un café que en tener tu teléfono a punto”, asegura la compañía. Supuestamente, el usuario puede cargar al 50% el móvil en solo 12 minutos y al 100% en 47 minutos.
 
El hermano pequeño del Oppo Find X5 Pro
La marca china también ha presentado este jueves el Oppo Find X5, un terminal algo más pequeño que está disponible en blanco y negro desde 999 euros. Su pantalla, de 6,55 pulgadas, tiene una tasa de refresco que también alcanza los 120 Hz. Aunque el diseño es similar al de su hermano mayor, en este caso la parte trasera cuenta con un acabado algo más discreto en vidrio mate que, en teoría, repele las huellas dactilares.
 
Al igual que el móvil más potente del gigante chino, el Oppo Find X5 tiene una cámara principal de 50 megapíxeles, un gran angular de 50 megapíxeles y un telefoto de 13 megapíxeles. El sensor delantero es de 32 megapíxeles. Este terminal, que también es compatible con el 5G, incorpora el procesador Qualcomm Snapdragon 888, 8GB de memoria RAM y 256 GB de almacenamiento. La batería es algo menos ambiciosa, de 4800mAh, y Oppo promete 80W para cargar el móvil en 34 minutos.
 
Fuente del Articulo & Fotos
EL PAÍS TECNOLOGÍA